Garcilaso de la VegaEscritor

(...) Yo no nací sino para quereros; mi alma os ha cortado a su medida; por hábito del alma mismo os quiero.

Cuanto tengo confieso yo deberos; por vos nací, por vos tengo la vida, por vos he de morir, y por vos muero.

- Soneto V -

Los pueblos no existen por sí solos. Hay que fortalecerlos, cultivar la identidad para descolonizarlos de los avatares del mundo rodante, envueltos dentro del sistema de la globalización, para luego guiar nuestras sociedades pluriculturales a la interculturalidad. Para ello, Cutervo, a través de su Municipalidad Provincial, Alcalde Provincial profesor Aníbal Pedraza Aguilar, Regidores y Sub Gerencia de Informática y Sistemas, ha dado el primer paso hacia la era tecnológica del conocimiento y la cultura, al haber reunido un conjunto de libros en formato digital y haberlos lanzado al ciberespacio para que tomen vuelo y sean valorados y aprovechados por el mundo entero. Esta es una poderosísima razón para estar alegres hoy y siempre, pues una biblioteca constituye un evento extraordinario, tal vez la máxima suma del pensamiento humano. Desde la remota Biblioteca de Alejandría, cuyo equivalente físico no ha podido ser equiparado hasta hoy, pasando por bibliotecas como la Británica, la Biblioteca de la Universidad de Harvard, la Biblioteca Apostólica del Vaticano, etc., han aspirado albergar el conocimiento que el hombre produce a diario y en cantidades ingentes… y si no lo han logrado, bien ha valido la pena el intento, pues en dicha travesía han dejado muestras de un amor grandioso por la conservación de la memoria humana.

Del mismo modo, en diversos lugares del viejo continente existieron muchos actores que marcaron brechas de amor por los libros y la difusión de las artes, mucho más antes que existiera la imprenta. Por citar un par de casos, “el Emperador Carlomagno formó amplios equipos de copistas, que en Aquisgrán crearon la mejor biblioteca de Europa. Carlomagno, que tanto ayudó a leer, no sabía leer. Y analfabeto murió, a principios del año 814”. Y el otro, “[…] La formación de la biblioteca andante que fue una idea que se le ocurrió al Gran Visir de Persia, Abdul Kassem Ismael, a fines del siglo diez. Hombre prevenido, este incansable viajero llevaba su biblioteca consigo. Cuatrocientos camellos cargaban ciento diecisiete mil libros, en una caravana de dos kilómetros de largo. Los camellos también servían de catálogo de obras: cada grupo de camellos llevaba los títulos que comenzaban con una de las treinta y dos letras del alfabeto persa”. (Galeano, E.).

Estos grandes gestos han marcado la senda cultural de los pueblos y la íntima relación entre hombre y libro, señales que hoy se repiten en nuestro contexto con la formación de la Biblioteca Virtual Municipal de Cutervo, la que hace lo propio compilando y, al mismo tiempo, difundiendo la obra artística de sus hijos (poetas, narradores, pintores, cantores, músicos, fotógrafos, investigadores, etc.). Este acto que linda con la hazaña en tiempos en que las sombras de la ignorancia crecen, se constituye en un hito sin precedentes en la historia de la cultura de nuestra región y, a la vez, en una ventana abierta para la investigación y una forma de aprovechar positivamente la tecnología.

Este proyecto no hubiese visto la luz sin la dirección atinada del Mg. Manuel Yván Mirez Coronado, además de la valiosa colaboración del señor Alcalde Aníbal Pedraza Aguilar, Gerente Municipal Dr. Wilson Arturo Vallejos Delgado, los Regidores Provinciales, Prof. Víctor Medina Rojas, Ing. Carlos Enrique Vera Rioja, Autores Cutervinos, y de muchos otros cutervinos identificados con el desarrollo de su pueblo, la región y el país.

Créditos del texto
Teófilo Fustamante Gálvez (Escritor).
Eber Zárate Bustamante (Escritor).
Facebooktwitterpinterestmail